Como cambiar una cerradura en pasos muy sencillos

Cerrajeros Urgentes
Las puertas son los artículos de seguridad más utilizadas, y más porque estas marcan la barrera entre las instancias, es decir, son las que las dividen, pero estas centran todo su mecanismo de seguridad en una pequeña parte que muchas veces utilizamos de forma autómata pero sin pensar en lo importante que es: no te estamos hablando más que de la cerradura.
La cerradura, este elemento tan simple y tan desapercibido en muchas ocasiones, lo obviamos y podemos pasar grandes inconvenientes cuando estas se traban o se dañan.
Es por ello, que hoy te traemos unas indicaciones para que conozcas más de las cerraduras y la forma en que puedes cambiarlas.
Lo primero que debes saber, es que las cerraduras, a pesar de su exterior, es decir, estas pueden ser de estilo moderno, colonial o de pomo, todas tienen las mismas partes, tales como tornillos ajustadores, cilindros (que es la parte por la cual introducirás la llave) y por supuesto su mecanismo interno que no viene al caso.
Lo primordial es que para hacer el cambio debes armarte de mucha paciencia, y tener a la mano los instrumentos a utilizar como martillo, destornillador o bien trancas de madera, puede que necesites aceite, pero ya te explicaremos.
Cambio de cerraduras de pomo.
Presta atención, que esto te lo hemos colocado aparte, ya que estas son diferentes a las demás, para cambiar una cerradura de este tipo, primero debes proceder a extraer el pomo, esto con el fin de poder cambiar luego el cilindro.
Para retirar el pomo, solo vas a necesitar extraer con el destornillador los tornillos que lo sujetan, en todo caso, sino observas tornillos no tienes por qué angustiarte ya que estos pomos se extraen con gran facilidad, dado que pueden ser retirados dándoles vuelta, es decir, son enrroscables.
Una vez retirado el pomo, vas a proceder a retirar los tornillos que sostienen la cerradura, en su lugar vas a colocar la cerradura nueva que adquiriste, nosotros somos del criterio de que le untes un poco de aceite tres en uno, o bien ayudante mecánico a la cerradura nueva, ya que en muchas ocasiones los mecanismos pueden estar un poco duros y esto puede dificultar que se abra al principio.
Finalizado ello, procede a colocar el pomo, y a probar tu cerradura y disfrutar de la seguridad que la misma te brinda.
Cerraduras clásicas.
En este caso, solo vas a necesitar la ayuda del destornillador, en un principio vas a requerir retirar los tornillos que sujetan la lámina de metal que protege la cerradura, recuerda ir colocando los tornillos en un envase para que nada se te extravíe.
Luego procede a retirar la cerradura, puede que la misma cueste en un principio, ya que los tornillos por el tiempo pueden estar muy encajados, basta con que coloques un poco de jabón sobre la cabeza del tornillo, esto con el fin de que el mismo se ablande y pueda ser extraído con facilidad.
Si una vez hecho esto, la cerradura cuesta extraerla un poco no te preocupes, basta con que des unos pequeños golpes sobre la misma hasta lograr rodarla un poco, una vez hecho esto podrás extraer con gran facilidad.
Procede ahora a colocar la cerradura nueva en su lugar, recuerda untarla un poco por los extremos y en su interior para que su uso te resulte sencillo.
Esperamos haberte ayudado lo suficiente, recuerda que el proceso resulta bastante sencillo si te armas de la paciencia debida, puede que los tornillos te cueste extraerlos pero con movimientos sostenidos lo lograras fácilmente.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies